Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

New timeless collection coming soon I Join our INDOI community

¡Ama tu ropa y nuestro planeta!

Compra mejor, compra menos. ¡Compra ropa que te ENCANTA y cuídala para que dure!

Con la introducción de la moda rápida desechable y nuestro estilo de vida vertiginoso y desechable, hemos olvidado cómo cuidar nuestra ropa. Estos rituales terapéuticos de remendar, doblar y lavar se han perdido. Todas nuestras prendas están confeccionadas a partir de fibras naturales como algodones y sedas. Estas telas son duraderas pero, como cualquier otro regalo de la tierra, estas fibras necesitan cuidados.

Conozca sus tejidos y sepa amarlos y cuidarlos.

¿Sabías que el algodón...?

  • Proviene de la planta del algodón y produce frutos, conocidos como cápsulas.
  • Es una fibra natural suave, absorbente y transpirable, lo que la convierte en la fibra perfecta para prendas y prendas interiores que se usan cerca de la piel.
  • Mantiene el cuerpo fresco en verano y cálido en invierno porque es un buen conductor del calor.
  • No es alergénico y, a diferencia de las fibras sintéticas, la fibra de algodón es un producto natural.
  • Debido a su estructura de fibra única, respira mejor y es más cómoda que los tejidos sintéticos a base de aceite.
  • Es uno de los tejidos más fáciles de teñir debido a su blancura natural y su alta tasa de absorbencia.
  • Soporta hasta 27 veces su propio peso en agua y se vuelve más fuerte cuando está mojado.
  • No puede retener una carga eléctrica, lo que elimina la estática.

¿Cómo cuido mi algodón?

Lavado

La mejor forma de lavar el algodón y evitar que tus prendas pierdan su color es lavarlas a mano en agua fría. Si utilizamos la lavadora, siempre es una buena idea utilizar láminas que atrapen colores. Tenga en cuenta que el algodón se encoge muy rápido en el primer lavado y, en general, es notoriamente conocido por su encogimiento. ¡Para evitar que se encoja, utilice agua fría! Para las manchas utiliza tratamientos naturales como vinagre, jugo de limón, bicarbonato de sodio, alcohol e incluso yema de huevo. Frote una pequeña cantidad mientras la superficie aún esté húmeda y luego déjela reposar durante 5 a 7 minutos. Después, vuelve a frotar suavemente la mancha entre tus dedos para ayudar a aflojarla y enjuaga bien con agua fría.

El secado

Secar al aire siempre es lo mejor para tus prendas y para el planeta.

Planchado y arrugado El algodón es un tejido bastante resistente y se puede planchar a temperaturas más altas sin riesgo de brillo o quemaduras. Para una apariencia más ordenada y suave, asegúrese de planchar la parte posterior o interna de la tela, así como también la externa. Comience a planchar primero la parte inferior o el interior de la tela, para eliminar arrugas mientras plancha el exterior. El algodón se arruga muy fácilmente y, por eso, es mejor guardar la ropa de algodón colgándola en lugar de doblarla. Para obtener mejores resultados al mantener su forma, invierta en perchas gruesas y con forma en lugar de perchas de alambre.

No dejes que te coman la ropa...

¡Por polillas y lepismas! Al igual que la seda y la lana, el algodón es un tejido orgánico y absorbe muy fácilmente el sudor y los aceites naturales de la piel, por lo que muchas veces se convierte en presa de estas plagas domésticas. Para garantizar que sus prendas de algodón favoritas sean seguras, no deje la ropa sucia tirada por mucho tiempo; mantenerla encima de la ropa es uno de los mejores métodos para evitar que las polillas se conviertan en un problema. Ordena tu guardarropa: más espacio entre la ropa significa que hay menos posibilidades de que las polillas se coman varias prendas a la vez. Aspira cada rincón de tu armario. Mucha gente nunca piensa en pasar la aspiradora dentro de sus armarios, pero aquí es donde se esconden las polillas y los lepismas.

    ¿Sabías que Seda…?

    • Está elaborado a partir de capullos de gusanos de seda.
    • La baja densidad hace que la ropa sea ligera y cómoda.
    • Tiene alta resistencia a la deformación.
    • Tiene buenas propiedades aislantes y por eso es cálido en invierno y fresco en verano.
    • ¿Es la fibra natural más fuerte disponible?
    • Brilla y brilla
    • Tiene buena afinidad con los tintes dejando de lado los cuidados bastante exigentes, la seda es uno de los tejidos de fibra más cómodos del mundo.

    ¿Cómo cuido mi seda?

    Lavado

    La mejor manera es lavar la seda a mano. Utilice siempre un detergente suave diseñado específicamente para lavar lanas, sedas o tejidos delicados. Los detergentes biológicos y no biológicos (incluidos los detergentes de color) no son adecuados para lavar la seda.

    • Disolver el detergente en agua tibia (máx. 30°C). Agrega la prenda y agítala suavemente, frotando muy ligeramente las manchas.
    • Exprime suavemente el exceso de agua de lavado (no escurras ni retuerzas ya que esto dañará la tela).
    • Enjuague el artículo con cambios de agua tibia hasta que se hayan eliminado todos los residuos de jabón.
    • Puedes agregar unas cucharadas de vinagre blanco destilado al agua de enjuague para neutralizar los rastros de álcali y disolver los residuos de jabón.
    • Coloque la prenda sobre una toalla limpia y seca y presione suavemente para sacar el agua de la tela enroscándola en la toalla.

    El secado

    Cuelga las prendas de seda para que se sequen al aire libre, pero no las dejes expuestas a la luz solar directa, ya que esto puede dañar la fibra de seda y desteñir el color. Si es posible, séquelo en una percha, ya que las pinzas pueden marcar la seda. 3. Planchado Si la prenda necesita planchado, no dejes que se seque por completo, es mejor dejarla ligeramente húmeda. Evite secar la ropa en una rejilla de secado de madera, ya que los acabados de la madera pueden dejar manchas en la seda. Evite secar en un radiador ya que el calor puede hacer que la seda se encoja y la tela se vuelva opaca. ¡Nunca pongas tu seda en la secadora! Planche la seda solo cuando sea absolutamente necesario. La mayoría de las arrugas de la seda se pueden eliminar colgando la prenda en el baño cuando te duchas o te bañas, ya que la humedad ayuda a que las arrugas desaparezcan.

    Sin embargo, las arrugas rebeldes se pueden eliminar con una plancha de la siguiente manera:

    • Deje que la plancha se enfríe (ajuste de seda).
    • Utilice un paño limpio, suave, sin pelusa y de color claro entre la plancha y la tela.
    • Dale la vuelta a la prenda y plancha mientras está húmeda. No moje las áreas de seda seca ya que esto puede causar marcas de anillos.
    • ¡Cuidarse! Demasiado calor puede hacer que la seda se vuelva opaca, se arrugue o se queme.

    ¿Cómo cuido la seda triturada?

    Recomendamos lavar lo menos posible estas prendas. Las sedas y algodones triturados pueden recuperar su aspecto aplastado haciendo lo siguiente:

    1. Lavar a mano por separado
    2. Utilice jabón líquido (NO lejía). Lea la letra pequeña.
    3. Lavar, enjuagar, colgar. NUNCA remojar.
    4. Colgar para secar.
    5. Cuando esté húmedo/casi seco, gire de un extremo a otro (desde el cuello hasta el dobladillo) rodeando las mangas. Gírelo hasta que la prenda se retuerza sobre sí misma y átela formando un nudo de pretzel. Dejar secar 48 horas en un lugar cálido pero no soleado.
    6. Si aún está húmedo, vuelva a girar y repita el proceso de secado.
    7. Para un efecto ultra aplastado, rocíe almidón sobre la prenda mientras está húmeda o seca antes de aplastarla.

    Consejos generales sobre cómo hacer que tu ropa dure más y ser amable con nuestro planeta

    1. Lava tu ropa con menos frecuencia
    2. Dobla la ropa a lo largo de las costuras para mantener la forma de la prenda.
    3. Secar al aire, ¡evitar secadoras! Las secadoras rompen las fibras de la tela y hacen que la prenda se encoja y envejezca prematuramente. El secado repetido de prendas de algodón provocó grietas en la ropa, lo que redujo la resistencia de la tela en un 25 por ciento o más y también provocó formación de bolitas. El secado al aire es un proceso muy terapéutico. ¡Disfrutar!
    4. Aprenda reparaciones básicas. Aprender a realizar reparaciones básicas en su ropa, como reemplazar un hilo suelto o un botón faltante, puede hacer que duren más y ahorrarle dinero.
    5. ¡Vapor, no planchar! Para aquellos que no tienen tiempo para planchar, este es un gran consejo: vaporice su ropa colgándola en el baño mientras se da una ducha caliente. Aún mejor, coloque un tendedero victoriano en el techo de su baño. Te recomendamos las de Cast in Style https://www.castinstyle.co.u Si planchas es mejor planchar la camisa cuando aún esté húmeda. Si es necesario, un spray con agua puede facilitar el planchado.
    6. Cierre las cremalleras y otros cierres para evitar que se enganchen en la lavadora. Además, ate sin apretar los cordones y las fajas para evitar que se enreden.
    7. Deshágase de los olores colgando la ropa en el baño antes de la ducha (el vapor húmedo la mantendrá fresca entre lavados) o congélela en una bolsa de plástico durante dos días.
    8. ¡Trata las manchas inmediatamente! Cuanto más espere, es menos probable que pueda eliminarlo y es más probable que se produzca un daño permanente.
    9. Ordena tu armario y deja espacio para que tu ropa respire.
    10. ¡Compre mejor, compre menos y compre solo cosas que le gusten y que desee cuidar!
    11. ¡Compre sólo fibras naturales!

    Crédito a las siguientes fuentes: